Pau Claris

25.07.2015 17:20

 

...

La nueva aventura secesionista de un Presidente de la Generalidad de Cataluña, vino de la mano del que fuera canónigo de la Seo de Urgell, Pau Claris i Casademunt.

El 16 de enero de 1641, las relaciones con Felipe IV, reconociendo la pésima gestión del Conde-Duque de Olivares y coincidiendo con el pacto de vasallaje (una vez más) firmado el 12 de diciembre de 1640 con el Rey Luis XIII de Francia, Pau Claris proclama la República Catalana dependiente de Francia.

La quimera secesionista catalana finalizó en 1659 con la firma entre Luis XIV y Felipe IV en la firma de la Paz de los Pirineos que supuso la definitiva pérdida del Rosellón y la Cerdeña para el reino de España.

Nuevamente la aventura catalana lejos de significar un beneficio para la región, significó un retraso global para el reino, un particular empeoramiento de la ciudadanía catalana y una merma territorial ya nunca más recuperada.